By: Socios Q On: mayo 03, 2017 In: Blog Comments: 0

Aquél que permanece sereno y firme, no lo abaten los acontecimientos” Sun Tzu

“El Arte de la Guerra” es un libro escrito sobre tácticas y estrategias militares escrito por Sun Tzu, un estratega militar muy famoso. Se considera que el texto fue escrito hacia el último tercio del Siglo IV a.C. En Europa se dio a conocer a finales del Siglo XVIII. El libro fue el primer intento que hablaba sobre lecciones de guerra y estrategia militar. En la actualidad es uno de los libros más leídos y venerados de la historia ya que sus enseñanzas son extrapolables a otras áreas y se pueden aplicar en infinidad de conflictos de intereses.

Para muchos, y entre estos me considero, este libro es uno de los más relevantes escritos jamás por el hombre. Un libro a recomendar en el mundo de los negocios y muy aplicable a los conflictos y problemática que puede encontrarse un emprendedor a la hora de sacar adelante su idea en un mundo competitivo y donde el día a día es una superación constante a nivel personal y profesional.

En esta entrada de blog pretendemos desgranar el libro para dar a conocer a los que ya lo han leído (y a los que no animarlos), unas cuantas lecciones para sacar provecho y que nos sirva de gran ayuda en nuestra vida profesional.

Lecciones para sacar provecho en los negocios;

  • “El ataque es el secreto de la defensa, la defensa es la planificación de un ataque”

 

La innovación es uno de los ámbitos donde una startups puede tener posibilidades de consolidarse en el mercado y crear un producto o servicio más novedoso que la competencia. Atacar (es innovar) continuamente nos da una ventaja considerable sobre la competencia, permite que el adversario o competidor no se acerque a nosotros.

Un emprendedor o cualquier empresario no debe de dar la oportunidad a la competencia de acercarse a su empresa y ponerla en riesgo, debe de estar siempre innovando y reinventándose.

  • “Reflexiona deliberadamente antes de hacer un movimiento”

Para llevar a cabo las ideas de un modo armónico, ordenado y preciso debemos de tener perfectamente claro la estrategia a seguir.

Una estrategia te permite valorar las consecuencias de tus acciones, planificar las acciones en el tiempo y tener vías de escape si algo se tuerce o sale mal. Pensar tus decisiones y valorarlas correctamente antes de llevarlas a cabo es uno de los secretos del éxito.

  • “Que tus planes sean oscuros e impenetrables como la noche, muévete como un rayo”

En los negocios una mínima ventaja bien aplicada puede marcar la diferencia en el desarrollo de una empresa en el tiempo y posicionarte por delante de tus competidores.

Planificar de un modo y manera preciso y eficaz nuestras acciones nos permitirá marcar la diferencia. Una idea novedosa o creativa no es más que eso si no conseguimos adecuarla al mercado en el momento preciso. Muévete como un rayo, sorprende a la competencia.

  • “No te muevas al menos que veas una ventaja, no uses tus tropas al menos que haya algo que ganar, no luchar al menos que la posición sea crítica”

Las oportunidades son más volátiles que nunca, un buen emprendedor y empresario es el que es capaz de aprovechar las oportunidades en la manera y modo que se presentan para permitirle sacar provecho de ellas.

Los recursos de una empresa deben de utilizarse en el momento preciso para no desperdiciarse, el capital con el cuenta la empresa será movilizado cuando se presente la oportunidad e iremos con una estrategia precisa para sacar el mayor rédito de nuestros movimientos.

  • “Los guerreros victoriosos ganan primero y luego van a la guerra, mientras que los guerreros derrotados van a la guerra y tratan de ganar”

La confianza y el optimismo son cualidades innatas del buen emprendedor, pero recuerda que también pueden trabajarse y afianzarse mediante la planificación y el trabajo duro.

No hay batalla más dura que la que luchamos contra nosotros mismos, así que, si vas a ir a la guerra (empresarial) es mejor que este preparado, debes de estar seguro de tus movimientos y contar con los recursos adecuados para ganar la batalla antes de que se dispute. La seguridad en uno mismo es una de las cualidades más reclamadas en el buen líder. Si quieres liderar tu proyecto empresarial debes de estar mejor preparado que el resto.