By: Socios Q On: marzo 30, 2017 In: Blog Comments: 0

La planificación a largo plazo no es pensar en decisiones futuras, sino en el futuro de las decisiones presentesPeter F. Drucker

El capital privado (antes denominado “capital riesgo”) conocido como capital emprendedor o Venture Capital (“VC”) consiste en la actividad de financiar start-ups en fase de crecimiento que presentan un elevado potencial futuro y un riesgo.

Los fondos que invierten en este tipo de compañías en fase de crecimiento se hacen con un activo de las compañías con la toma de participaciones temporales y minoritarias, siendo estas principalmente compañías que disponen de un nuevo modelo de negocio o cuentan con una nueva tecnología por la que apostar.

El objetivo de este tipo de inversión es obtener un beneficio gracias a la ayuda del capital riesgo y al apoyo estratégico que normalmente se presta, para que la empresa aumente su valor y madure su inversión. Existen importantes ejemplos de compañías que han tomado este tipo de financiación: Apple, Twitter, Google o Intel.

El origen del VC como actividad profesional lo podemos enmarcar en los años 40 en EEUU con la creación de American Research and Development Corporation. Su evolución y posterior extensión a Europa trajo consigo una distorsión del concepto original, se empezaron a realizar inversiones en empresas consolidadas que necesitaban liquidez.

El VC en EEUU atrae miles de millones de dólares anuales, el máximo histórico de inversión se produjo en 2001 (38.000M$) y el mínimo en 2002 (3.800M$), esto se produjo por el pinchazo de la burbuja de internet.

La evolución e historia del VC en España es muy reciente y podríamos decir que no tiene casi historia. España cuenta con 200 entidades de capital riesgo, únicamente un 25% de estas entidades realizan VC puro invirtiendo en la fase de arranque de empresas, de estas menos del 60% tienen menos de 5 años de historia.

En España el VC ha vivido, entre 2011 y 2016, su etapa de mayor crecimiento y transformación.

Durante el año 2016 en España se ha producido un ligero incremento del 3% respecto a la actividad registrada en el año 2015. Por sectores la informática encabezo la inversión, seguido de los productos de consumo, medicina y salud y productos y servicios audiovisuales y comunicaciones.

¿Cuál es el tamaño de las operaciones que se producen en España?

 

El 85% de las operaciones que se realizan en España invierten menos de 1M€, de estas un 58% no invierte más de 250.000€, solo el 10% de las operaciones está entre 1-5M€ y menos de 1% supera los 10M€. Esto se produce por dos motivos fundamentales por un lado, la financiación que se ofrece desde los fondos de VC españoles no son capaces de realizar operaciones de mayor envergadura y por otra parte, las empresas españolas que demandan financiación no tienen la dimensión para requerir estas elevadas cifras.

¿Qué casos de éxito se han producido en España?

  • eDreams

Chico joven, loco de los ordenadores, que monta una pequeña empresa en plena burbuja de Internet a finales de los 90 y ¡sorpresa!, triunfa hasta llevar a su startup a cotizar en bolsa, este podría ser el resumen de esta empresa que nació como una agencia de viajes online en pleno boom de las empresas de internet. Su modelo de negocio atrajo a Permira y de 1999 a 2001 logro atraer más de 30M€ de financiación, su facturación desde el año 2000 se disparó de los 8M€ a los 607M€.

En la actualidad tiene 14 millones de clientes, 1.600 empleados y está presente en 42 países.

  • Vueling Airlines

Los orígenes de Vueling Airlines se remontan a finales de 2002, cuando los emprendedores Sue Smith y Eduardo Fairen son capaces de crear un modelo de negocio Low Cost centrado en España. El mercado aeronáutico estaba saturado pero consiguieron encontrar un nicho de mercado sin explotar y fueron a por él.

Apax Partners apostó por esta empresa de nueva creación y la sacó a bolsa en solo dos años y medio. En la actualidad, Vueling vuela a más de 163 destinos y obtiene beneficios netos de más de 100M€.

  • Privalia

Un caso de éxito más reciente es el de la startup española de venta de moda de ocasión Privalia, que fue adquirida en 2016 por su competidor francés Vente-Privee por una cifra cercana a los 500M €.

¿Cuál es el futuro del VC en España?

 

La estabilización y una cierta mejoría en la economía española debería de alentar la actividad del VC en España. Además, estamos comprobando que los fondos extranjeros empiezan a fijar su foco en empresas españolas. En el futuro la colaboración entre fondos de VC español y extranjeros permitirá invertir en empresas de mayor tamaño y en sectores como el biotecnológico que requieren una inversión mayor.

En un futuro el panorama español estará conformado por una mayor número de fondos de VC con una cantidad de proyectos aún mayores y de mayor calidad a los disponibles hoy en día.